Desde transacciones hasta interacciones

Hablar de Big Data no es sólo hablar de grandes volúmenes de datos. Es también hablar de nuevos tipos y fuentes de datos que se pueden utilizar para obtener una nueva perspectiva y ofrecer ventajas de negocio.

Durante años, IT ha gestionado los datos transaccionales almacenados en bases de datos relacionales. Aunque la escalabilidad y la complejidad han aumentado, ahora hay una fuente de datos adicional que las empresas deben tener en cuenta: el Big Data de interacciones. Se trata de un nuevo tipo de datos que representa las interacciones de redes sociales (interacciones generadas por seres humanos), así como las interacciones mecánicas (interacciones generadas por dispositivos). En ambos casos, los datos son extremadamente voluminosos y están en continuo crecimiento tanto dentro como más allá del firewall. El desafío al que se enfrentan los negocios consiste en comprender y extraer información útil de estas fuentes de datos complejas y no estructuradas.

La oportunidad de las redes sociales

Las redes sociales han cambiado la función de la informática del negocio de simplemente automatizar las transacciones a facilitarlas. Las redes sociales, como Facebook, Twitter y LinkedIn, Foursquare y Google+, se han generalizado y la adopción por parte de los usuarios se ha acelerado. Las redes sociales son un torrente de datos desatado que ofrece enormes oportunidades de negocio, tanto en términos de gestión de marca como de apertura de nuevos canales de mercado. Los clientes se comunican entre esos miles de millones de mensajes. Hablan de quiénes son y sobre lo que les gusta y lo que no. Este incesante flujo de datos procedente de las redes sociales proporciona unos niveles de valoración sin precedentes y una oportunidad inigualable para que las empresas escuchen al cliente, obtengan información y entablen un diálogo interactivo para lograr una ventaja competitiva y nuevas oportunidades de negocio.

Las tecnologías de integración de datos ofrecen un enfoque potente y unificado para aprovechar los enormes volúmenes de datos procedentes de las redes sociales y convertirlos en un recurso competitivo. Capturar estas interacciones y combinarlas con fuentes de datos más tradicionales, ya sea del entorno local como del cloud, permite a las empresas de los diferentes sectores obtener perspectivas sobre el comportamiento de los clientes, que resultan útiles para establecer interacciones individuales, así como tendencias generales. Los datos de las redes sociales se pueden analizar, agregar y estandarizar en cualquier formato y preparar para el análisis del comportamiento de los clientes. Dicho análisis puede ofrecer nuevas y potentes perspectivas para impulsar la gestión de relaciones con los clientes (CRM), así como iniciativas de marketing más tradicionales. La gestión de datos maestros permite crear una perspectiva unificada y fiable del perfil del cliente y enriquecerla con datos procedentes de las interacciones en las redes sociales, con el fin de lograr nuevas perspectivas del comportamiento de los compradores. Los datos transaccionales tradicionales ofrecen una vista de lo que ha sucedido con el cliente. Los datos de interacción permiten mirar al futuro con una perspectiva más intuitiva y valiosa. La integración de datos es la tecnología que permite desplegar todo este potencial.

Datos de dispositivos que impulsan el crecimiento de los datos

Gran parte del crecimiento exponencial de los datos se debe a los datos generados por dispositivos, que, según algunos, continuarán creciendo al ritmo que la ley de Moore lo permita. Algunos ejemplos son los datos de dispositivos móviles, logs informáticos, logs de red, información de sensores, datos de GPS, datos de mapeo de localización geográfica, datos de imágenes, datos de texto web, historial de pulsaciones, información científica y datos médicos. Podemos anticipar con total seguridad que estos datos formarán el grueso del crecimiento de los datos en el futuro. Con el auge de los teléfonos inteligentes, estos datos están alcanzando un grado crítico. De hecho, Cisco prevé que sólo el tráfico de datos móviles ascenderá a 6,3 exabytes al mes en 2015.

Aunque muchas organizaciones se dan cuenta de la gran cantidad de información procedente de estos dispositivos, la mayoría no están preparadas para procesarla. Se han centrado en el procesamiento de datos transaccionales y no disponen de la tecnología necesaria para recopilar, agregar y procesar los volúmenes de datos no estructurados o semiestructurados procedentes de esas fuentes externas. La integración de datos permite a las empresas aprovechar los datos de dispositivos. Les permite conectar, recopilar/agregar, mapear, estandarizar y transformar los datos y, a continuación, trasladarlos a un sistema que pueda procesarlos o analizarlos. Esto puede implicar la resolución de datos de identidad o de ubicación mediante la gestión de datos maestros. O puede traducirse en el examen de patrones de eventos, como fallos del sistema, y en el uso de un sistema de procesamiento de eventos complejos para tomar medidas. O bien puede significar el traslado de los datos a un sistema analítico para establecer tendencias o generar informes.

Big Data ofrece grandes oportunidades

Los datos procedentes de redes sociales y dispositivos representan nuevas y grandes fuentes de información que las empresas pueden aprovechar para hacer realidad nuevas perspectivas de negocio. La plataforma de Informatica ofrece la tecnología de integración de datos que su organización puede utilizar para sacar partido a esta variedad de información. Mediante la combinación de los datos transaccionales tradicionales con los nuevos datos de integración, su organización estará preparada para hacer realidad las grandes oportunidades del Big Data.